esfr +51 997061990 info@inkajungletour.com

¿Cómo llegar a Machu Picchu haciendo caminata por el Valle de Lares?

Caminata por el valle de Lares

Paisajes naturales, experiencia cultural, viaje vivencial, aguas termales y senderos entre montañas son algunos de los atractivos que tiene para el viajero su visita a Lares. Una caminata por el Valle de Lares lo puede llevar hasta el mítico Machu Picchu por una ruta distinta al tradicional Camino del Inca. Es una experiencia que le enriquecerá el cuerpo y el alma.

¿Cómo llegar a Lares?

El pueblo de Lares, capital del distrito de homónimo nombre, está a casi 115 kilómetros de Cusco. Se puede llegar de manera directa en un recorrido que dura alrededor de 2 horas o se puede optar por una ruta que le permita conocer atractivos interesantes de camino a este bello pueblo.

La mejor opción es salir bien temprano en la mañana de Cusco y visitar el Santuario de Animales Rescatados que está a sólo 45 minutos de la ciudad. En la reserva hay animales típicos de esta región como llamas, alpacas, pumas, cóndores y coloridas aves de la selva, entre otras especies. Luego de contemplar y aprender sobre este importante sitio la mejor opción es ir hasta Písac. Este bello pueblo Inca está a sólo 20 minutos del Santuario.

Písac es famoso por sus ruinas incas que están justo encima de la ciudad. Es un atractivo turístico histórico que tiene como detalle pintoresco su mercado central, visitado por cientos de turistas todos los días.

Desde Písac se puede viajar al pueblo de Lares en un viaje que dura alrededor de 2 horas. Los paisajes que se pueden contemplar son maravillosos. Ya nos adentramos a una zona fría y que está muy cerca de nevados muy importantes. Es imprescindible que vaya abrigado para evitar enfermarse.

Video TOUR Machu Picchu por el VALLE de Lares

Los tesoros entre las montañas

El pueblo de Lares está a 3.200 metros sobre el nivel del mar (msnm), a 114 kilómetros al norte de Cusco, cerca del Valle Sagrado de los Incas y a casi 60 kilómetros al este de Machu Picchu. Este pueblo es conocido por sus aguas termales tanto así que muchos viajeros llegan a este destino buscando relajarse en algunas de sus cinco piscinas naturales. En efecto, las aguas termales son un lugar excelente para descansar el resto de la tarde y preparase para el trayecto de caminata que vendrá en dirección al complejo arqueológico Machu Picchu.

Pero Lares no son sólo aguas termales, es más que eso, es un patrimonio histórico, natural y cultural de Perú

El Valle de Lares está rodeado de las imponentes cumbres de los nevados Verónica (5.900 msnm), Sawasiray, (5.700 msnm), Pitusiray e Chicón (5.500 msnm). En esta región tan alta y tan fría se pueden contemplar varias lagunas de formación glacial. También puede maravillarse con las profundas quebradas con un clima subtropical; y aprender sobre la variada flora y fauna existente en esta zona.

Todo el Valle del Lares es un hábitat natural para alpacas, llamas y vicuñas. Pero también viven aquí pumas y cóndores, animales muy importantes para la cosmovisión andina. El Valle del Lares es deslumbrante, lo dejará sin palabras no solo por las majestuosas montañas y las ruinas Inca que hay en el camino, sino también porque es una manera de alejarse del turismo masivo. La alternativa de viajar a Machu Picchu por el Valle de Lares es una de las mejores opciones que podría tomar.

Comunidades de Lares

Lares es uno de los 8 distritos de la provincia de Calca, dependientes de la región de Cusco. Así como en otras regiones de Perú, en Lares el idioma oficial es el español pero el cooficial (y muy utilizado por los locales) es el Quechua.

Lares fue fundado a partir de un decreto que diera el propio Simón Bolívar en el año 1825. La actual capital de este distrito es la homónima Lares. La población distrital apenas supera los 10 mil habitantes. Es una región muy fría por la cercanía a los nevados más relevantes de la zona.

Pese al clima hostil, en esta región viven pequeñas comunidades donde todavía se habla el antiguo quechua y los campesinos se abrigan con sus ponchos multicolores. Ellos mantienen sus costumbres y tradiciones centenarias, se dedican a la crianza de llamas y alpacas, a la producción de tejidos, y al cultivo de la papa y el maíz.

Trekking por el Valle de Lares

Sin duda es uno de los trekking más difíciles pero más impresionantes que hay para llegar a Machu Picchu. No espere hacerlo en un día porque es muy complejo y ¿Para qué apurarnos si los paisajes son hermosos?

El primer día de trekking por el Valle de Lares implicará de 8 a 9 horas de caminata por senderos andinos impresionantes. Durante el trayecto encontraremos comunidades que están un poco aisladas pero que viven de sus tejidos típicos y del comercio. También observaremos a los animales típicos como las llamas, las vicuñas y las alpacas, que habitan estas tierras desde hace miles de años.

El destino al que se debe llegar en este primer día es Patacancha. En esta zona nos encontraremos a casi 4.5000 msnm, una altura que impresiona. Es recomendable que tenga una Sorojchi pill en su mochila por si sufre mal de altura.

De todas maneras siempre recomendamos un tiempo breve de aclimatación en Cusco antes de aventurarse en este exigente trekking, para que su cuerpo resista lo que la altura le propone.

En Patacancha no existen los alojamientos ni hoteles por lo cual la mejor alternativa es compartir en una casa de familia. Será una experiencia mucho más enriquecedora de lo que imagina.

De la montaña al valle y la selva: Ollantaytambo y Aguas Calientes

Es importante disfrutar del viaje por lo cual en este segundo día de caminata la distancia del trekking dependerá de cómo nos sintamos físicamente. En este día el objetivo es llegar al pie de Machu Picchu, a la ciudad de Aguas Calientes.

Las condiciones climáticas cambian mucho en esta jornada ya que bajamos de la montaña directo al valle y luego a la selva. Es preciso ir con ropa acorde a estos cambios para no pasar ni mucho frío ni mucho calor.

La mejor alternativa es hacer un breve tramo en vehículo hasta un mejor punto para iniciar la caminata del día. Aunque el trekking es más corto no significa que sea menos interesante. Nos movilizaremos por las ruinas preincas de Pumamarca antes de llegar a la hermosa ciudad de Ollantaytambo, una verdadera joya del Valle Sagrado. El tiempo de trekking es de casi 4 horas en total.

Ollantaytambo es una ciudad muy bella que está junto al río Urubamba y rodeada de montañas. Justamente en ellas están sus ruinas, que son muy antiguas, de más de 500 años. Es muy recomendable pasear por esta zona y luego conocer la ciudad. La mayoría de las construcciones son con piedras incas pero se entremezcla con la arquitectura colonial que los españoles trajeron durante la conquista.

Desde Ollantaytambo parte el tren que va rumbo a Aguas Calientes. El recorrido dura alrededor de 3 horas. El objetivo es llegar por la noche para descansar y finalmente conocer Machu Picchu.

Machu Picchu el atractivo turístico por excelencia

¿Cómo describir en palabras semejante atractivo natural? Machu Picchu es casi una meca para cualquier viajero del mundo. Es el destino turístico más elegido en todo Perú y la popularidad de Machu Picchu lo convierte en el sitio más aclamado de toda América.

Estando en Aguas Calientes hay dos opciones para subir al complejo arqueológico. La primera es en colectivo, que sale a las 5.30 de la mañana y lo dejará en la puerta de esta maravilla arquitectónica y natural. La segunda alternativa es caminando. La primera tiene un costo aunque le queda más energía para recorrer todo el complejo. En cambio la segunda opción es gratuita y es una aventura en sí ya que se debe subir la montaña hasta la cima del complejo. La caminata inicia por la madrugada ya que el trayecto es un poco complejo y generalmente llueve antes del amanecer.

Son casi dos horas las que se tarda en llegar a la puerta de Machu Picchu pero estando ahí la satisfacción es tan grande que se olvida el cansancio.

Del Valle de Lares a Machu Picchu

Llegar al Machu Picchu haciendo una caminata por el Valle de Lares es una propuesta alternativa a las rutas típicas que te llevan al majestuoso complejo arqueológico. No hay que viajar de manera apurada ya que los paisajes que pueden conocerse son impresionantes. Es una aventura inolvidable. La región tiene propuestas únicas: desde sus aguas termales, hasta las comunidades que mantienen vivas tradiciones centenarias. Es un trekking de aprendizaje y una forma de hacer turismo cultural ya que los habitantes de esta zona son especialistas y tienen un especial interés de compartir sus habilidades.

Si eliges nuestro tour Lares y Machu Picchu podrás vivir una experiencia natural y cultural única, porque aunque el destino parece lo más tentador, el camino es lo más importante. Haciendo esta ruta podrás llegar al reconocido parque arqueológico en tres días y disfrutar el cuarto en Machu Picchu. Es un circuito que lo conecta con la historia, la gente y la cultura de esta región. Descubrirás en esta experiencia que podrás hacer largas caminatas pero también conectarás de una manera muy profunda con las comunidades nativas del Valle de Lares.

Si tu deseo es hacer vivir una aventura diferente; perderte, descubrir y experimentar una ruta poco conocida, te invitamos a que conozcas el Valle de Lares, no te arrepentirás.

Machu Picchu por el valle de Lares

Leave a Reply